Educación Financiera

Para Banco del País S.A, la educación financiera es una responsabilidad con sus clientes y usuarios financieros en general, por la importancia que tiene el brindar información clara y oportuna referente a los productos y servicios financieros que el banco ofrece; el compromiso de ambas partes al contratarlos y la toma de decisiones efectivas en función de las necesidades y beneficios del cliente.

Tarjeta de Crédito

Es un medio de pago efectivo a través de una tarjeta bancaria que permite disponer de una cantidad de dinero prestada por el banco.

Tarjetahabiente

Son personas que poseen una tarjeta de crédito emitida a su nombre y que compran en los diferentes comercios, pagando con su tarjeta de crédito.

Tipos de tarjetahabientes:

  • Titular: Cuando la línea de crédito otorgada por el emisor está a su nombre.
  • Adicional: Cuando el titular autoriza al emisor a emitir una tarjeta adicional de su línea de crédito a nombre de otra persona.
  • Comercios afiliados: Son los establecimientos comerciales o instituciones públicas o privadas que se afilian para aceptar tarjetas de crédito en sus respectivos negocios.
  • Conocer los derechos y obligaciones que se derivan del contrato suscrito con las instituciones supervisadas.
  • Proporcionar a las instituciones supervisadas información completa, veraz, integra y confiable.
  • Cumplir con lo pactado en la forma, plazos y condiciones establecidas en el contrato suscrito con la institución supervisada.
  • Brindar un trato respetuoso al personal de las instituciones supervisadas.
  • Reciban un trato diligente y respetuoso por parte de las instituciones supervisadas.
  • Se les proporcione información documental o electrónica, sobre los términos y condiciones del servicio o producto financiero que pretende de adquirir, antes, durante y después  de la celebración de un contrato.
  • Obtengan oportunamente de las instituciones supervisadas el recibo correspondiente al pago del servicio o producto pactado, debiendo detallar en el mismo los conceptos a que se hayan aplicado los pagos.
  • Sean atendidos en el menor tiempo posible, independientemente del tipo de transacción u operación que deben realizar.
  • Las instituciones supervisadas cuenten con los medios y procedimientos necesarios para proporcionar y difundir información sobre los productos y servicios ofrecidos.
  • Justificación de las instituciones supervisadas sobre la negativa en la prestación de servicios o productos solicitados.
  • El usuario debe presentar ante el Banco y solicitar “Hoja de reclamación” de las Instituciones supervisadas.
  • El Banco debe proporcionar la hoja de reclamación (la cual consta de una hoja original y dos copias) para que el usuario financiero la complete.
  • El Banco se quedará con el original para realizar el análisis interno y entregará al usuario financiero las dos copias debidamente selladas.
  • El Banco deberá analizar y resolver los reclamos dentro de un plazo máximo de diez (10) días hábiles contados a partir de la fecha de la recepción del reclamo.
  • El plazo podrá ser ampliado hasta (10) diez días hábiles, debiendo informar por escrito al usuario financiero las razones de la extensión del plazo. Cuando se trate de reclamos cuya solución o análisis dependan de instituciones del extranjero, el plazo máximo para resolverlo será de 30 (treinta) días hábiles.
  • Seguidamente deberá brindar al usuario financiero una respuesta escrita la cual deberá ser: Oportuna (cumpliendo los plazos) Integra (considerando todos los aspectos observados en el reclamo) Comprensible (de manera que el usuario entienda la respuesta proporcionada).

Si transcurridos los (10) días hábiles en que se presentó un reclamo ante la institución supervisada, no respondió por escrito a su reclamo o la respuesta obtenida no le es satisfactoria, puede presentar su denuncia ante la Dirección de Protección al Usuario Financiero, con dos copias de la documentación siguiente:

  • Hoja de reclamación.
  • Respuesta de la institución supervisada.
  • Documentación que soporte el reclamo.
  • Tarjeta de identidad.

Se encuentran en el Buró de crédito las personas que tienen actualmente o han tenido algún crédito o préstamo, se puede decir que; el buró es la recopilación de la información crediticia y mide el registro de los créditos que tiene o ha tenido una persona y sus comportamientos de pago, a continuación se presentan las instituciones privadas que ofrece los servicios de reportaría.

  • Pagar siempre en tiempo y forma. Es decir tal y como nos comprometimos con quien confió para prestarnos su dinero.
  • Mantenga sus deudas bajo control; las instituciones de crédito necesitan saber que es capaz de vivir dentro de sus posibilidades y que no está sobre endeudado.
  • Es bueno tener tarjetas de crédito y préstamos para mostrar que sabe gestionar su crédito, pero en el caso de estas últimas, trate de no tener más de tres.
  • Tener una historia crediticia larga muestra que lleva tiempo gestionando sus finanzas.
  • Tener poco o bajo crédito no hace nada por mejorar su calificación.
  • Paga tus compras de contado, si no puedes realizar tu pago de contado, realiza al menos el pago mínimo requerido en la fecha establecida para que evites caer en mora y de esta forma cuidas tu crédito. Si haces compras en lempiras y dólares, debes pagar tu deuda en ambas monedas.
  • Si pagas puntualmente, tu récord crediticio será positivo y podrás optar a créditos en Instituciones supervisadas.
  • Si tienes dudas con la información de tu estado de cuenta, visita el banco para que el personal de servicio al cliente pueda ayudarte.
  • Recuerda que si gastas más de lo que puedes pagar, tendrás que pagar intereses y acumularás deudas para el siguiente mes.
  • Firma tu tarjeta de crédito inmediatamente en el reverso.
  • No expongas tu tarjeta de crédito y guárdala siempre en un lugar seguro, en caso de robo o extravío repórtalo inmediatamente.
  • Cuida tu récord crediticio.
  • La tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo, es un medio de pago.
  • No le digas tu numero PIN a nadie, guárdalo en un lugar seguro.
  • El mantener un saludable récord de pago, te facilita que puedas optar a créditos en instituciones supervisadas.
  • Te presentamos el nuevo sistema de protección al usuario financiero. Cual es?
  • Solicitar, obligar o permitir al usuario financiero firmar en blanco cualquier documento.
  • Divulgar información o cualquier otra acción que desprestigie al usuario financiero.
  • Sumar los intereses moratorios al monto principal con la finalidad de capitalizarlos.
  • Compensar deudas con depósitos u otros activos del usuario financiero en la institución supervisada, cuando dicha operatoria no haya sido convenida contractualmente.
  • Impedir o negar al usuario financiero la realización de pagos o abonos a la deuda.
  • Utilizar las garantías proporcionadas por el usuario financiero para cuenta o contrato diferente al pactado previamente.
  • Cobrar al usuario financiero bajo conceptos de comisiones u otros, un sobreprecio.